Alberto Chimal

Manos de lumbre

En las historias de Manos de lumbre, como diría Jean-Paul Sartre, “no hay necesidad de fuego, el infierno son los otros”.
Un escritor que practica el plagio literario, una mujer obsesiva bajo una maternidad malentendida o una enferma frente al trance de elegir son algunos de los personajes de Alberto Chimal que conviven con su propio infierno, con su propio disimulo, manipulación o incertidumbre.
Chimal enciende una prosa que subraya el matiz de lo fantástico y que explora siempre límites, siendo así su literatura juego e hipnosis donde introducirnos y, posiblemente, quemarnos.
«Alberto Chimal nos recuerda que todo ocurre aquí, en este mundo, en esta vida, en estas formas de imaginación de las que todos participamos»
Francisco de León, Literal
«Para los lectores algo cansados con el modo realista en el que se desenvuelve buena parte de la literatura latinoamericana contemporánea, Chimal es un escritor imprescindible»
Edmundo Paz Soldán, La Tercera
«Así funciona la narrativa de Chimal: con potencia. Tiene poder, tiene eficacia, engancha»
Sara Mesa, Estado Crítico
“Chimal se acerca a la zona de la penumbra, de las amenazas y las identidades indefinidas, en donde reina la “belleza terrible” y donde lo desconocido y lo aterrador cohabitan”
Carolina Herranz, Criticismo
124 printed pages
Original publication
2018

Impressions

    Alma Espinosashared an impressionlast month
    👍Worth reading
    🎯Worthwhile
    😄LOLZ

    La maestría en el manejo del lenguaje de Alberto Chimal se disfruta en cada cuento. Leí con pausas, lento, muy lento, cada historia de este magnífico libro para que no se me acabara.

    Yunuen Mandujanoshared an impression7 months ago
    👍Worth reading
    🔮Hidden Depths
    🚀Unputdownable

    Varías historias contadas de una manera que te atrapan, te tienen con los nervios a flor de piel, muy recomendable

    Ana Torresshared an impression10 months ago
    👍Worth reading

    Grandes cuentos !!

Quotes

    Rhardyhas quoted8 months ago
    Tal vez me ha pasado algo, pero es como el trauma de alguien que acaba de tener un accidente, de estar al borde de la muerte, y al salvarse descubre cosas, decide: cambia. Ya no es quien era
    Rhardyhas quoted8 months ago
    Después pensé que en realidad los libros me aburrían porque apenas podía entenderlos: eran intrincados y de una especialidad muy distante de la mía. Por eso había tenido una vida mediocre, y no por la falta de tiempo o de oportunidades, el color de mi piel o mi incapacidad de relacionarme con la gente.
    Rhardyhas quoted8 months ago
    Volvamos a donde estábamos: aunque los textos que me trajo Rodrigo no parecen tener mucho afecto por los «plagiarios» de cierta edad y renombre –Saramago, Pérez Reverte, Bryce Echenique–, dicen la verdad. ¡Por supuesto que la dicen! Shakespeare reprodujo pasajes de Montaigne en La tempestad. Lautréamont transcribió fragmentos del Apocalipsis –por no hablar de otros libros y hasta de una nota de periódico– en los Cantos de Maldoror…

On the bookshelves

fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)