Antonio Ortuño

La vaga ambición

La vaga ambición –título que mereció el V Premio Ribera del Duero— propone la escritura como un método de resistencia y, a la vez, como una festiva elegía; Antonio Ortuño despoja de languidez a la autoficción literaria y la hace hervir de tragedia, ironía y vitalidad.El protagonista de estos cuentos entretejidos –un escritor cuarentón, Arturo Murray— lucha y sobrevive entre la catástrofe familiar del pasado y un presente grotesco, construido con malas reseñas, entrevistas vacías, presentaciones a medio llenar, una cuenta bancaria en números cada vez más rojos…
Sin embargo, a lo largo de los seis cuentos de este libro, como un Falstaff armado con sarcasmo y honda convicción dramática, Murray invoca en su defensa un ejército de memorias heroicas, una mordacidad punzante y una profunda conmoción ante la pérdida. Y, por encima de todo, la sombra de una madre que se desvanece y su convicción kamikaze de escribir, escribir siempre y a cualquier coste.
El jurado, del que formaron parte los escritores Sara Mesa, Juan Bonilla y presidido por Almudena Grandes, valoró el gran dominio demostrado para desarrollar un tema común a todos los relatos, que es la naturaleza de la escritura, y la capacidad humorística que no va en detrimento de la emoción, logrando la hazaña de divertir y conmover al lector.
106 printed pages
Copyright owner
Bookwire
Original publication
2017
Publication year
2017
Have you already read it? How did you like it?
👍👎

Impressions

    franciscolopez48794shared an impression3 years ago
    👍Worth reading
    😄LOLZ

    Un compendio de cuentos del Maestro Antonio Ortuño, donde encontramos humor, ironía, especialmente en “la quinta temporada”

    Claudiashared an impressionlast year
    👍Worth reading

    Martín Eduardo Martínezshared an impression2 years ago
    👍Worth reading
    🔮Hidden Depths

Quotes

    Sam23320has quoted14 days ago
    Hace treinta años que estoy seguro que nos vio, treinta que me pregunto por qué no hizo nada.
    Sam23320has quoted14 days ago
    Un rostro humano. Mi padre, con una mueca estúpida de borracho, nos miraba por el cristal.

    Confundido o, quizá, aterrorizado.
    Sam23320has quoted14 days ago
    Lo que hizo fue desnudarnos y sacarle el cinturón a sus pantalones. Recibimos los hebillazos con gritos sofocados. Nos miramos a los ojos, la niña y yo, para no tener que concentrarnos en nuestros cuerpos.

On the bookshelves

fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)