es
Books
Tomás Moro,Agustín Millares Carlo

Utopía

    Ronniehas quoted5 months ago
    Mucho celebro que una forma de Estado que yo desearía para la humanidad entera, les haya al menos cabido en suerte a los utópicos, quienes, regulando su vida por las instituciones que he dicho, echaron los sólidos cimientos de una república a la par felicísima y por siempre duradera, en cuanto humanamente es posible conjeturarlo. Porque extirpadas en ellas las raíces de la ambición y de los partidos, ya están sin temor de discordias intestinas que por sí solas se bastan para arruinar las ciudades mejor organizadas.
    Ronniehas quoted5 months ago
    Tienen estos huertos en gran estima y cultivan en ellos viñas, frutales, hortalizas y flores tan hermosas y cuidadas, que
    Ronniehas quoted5 months ago
    Los así instruidos tienen que preparar a su vez a otros durante el año siguiente, pues si todos fuesen igualmente novatos e ignorantes de la agricultura su inexperiencia redundaría en perjuicio de las cosechas. Si bien esta práctica de renovar a los agricultores se lleva a cabo todos los años para no obligar a nadie a permanecer por más tiempo y contra su voluntad en trabajo tan duro, son muchos los que, apasionados por las faenas agrícolas, solicitan prolongar su estancia.
    Ronniehas quoted5 months ago
    Las montañas que por todos lados rodean la isla la protegen de los vientos, y el mar, lejos de encresparse, se estanca como un gran lago, convierte en un puerto toda aquella concavidad de la tierra y permite que las naves circulen en todas direcciones, con gran provecho para los habitantes. Las entradas son muy peligrosas, de una parte por los bajíos y por los escollos de otra.
    Ronniehas quoted5 months ago
    Por lo cual, cuando reconsidero en mi mente las sapientísimas e irreprochables instituciones de Utopía, país en el que todo se administra con tan pocas leyes y tan eficaces, que aunque se premie la virtud, por estar niveladas las riquezas, todo existe en abundancia para todos; cuando, de otro lado, comparo con las costumbres de ésta las de tantas naciones que están dictando de continuo leyes distintas y ninguna bastante eficaz, naciones en que cada cual llama su bien privado a lo que alcanza a poseer y donde las muchas leyes dictadas cada día no bastan
    Ronniehas quoted5 months ago
    estimo que dondequiera que exista la propiedad privada y se mida todo por el dinero, será difícil lograr que el Estado obre justa y acertadamente, a no ser que pienses que es obrar con justicia el permitir que lo mejor vaya a parar a manos de los peores, y que se vive felizmente allí donde todo se halla repartido entre unos pocos que, mientras los demás perecen de miseria, disfrutan de la mayor prosperidad.
    Ronniehas quoted5 months ago
    No crees que si yo propusiese a cualquier monarca sensatas medidas o intentase arrancar las perniciosas semillas de muchos males sería inmediatamente despedido o considerado como objeto de burla? ¡Ea!, imagíname en la corte del rey de Francia y formando parte de su Consejo cuando, en el más secreto retiro y presidiendo él mismo a los varones más sabios
    Ronniehas quoted5 months ago
    tan poco, han comenzado a mostrarse ahora, según se cuenta, de tal modo voraces e indómitas que se comen a los propios hombres y devastan y arrasan las casas, los campos y las aldeas.
    Ronniehas quoted5 months ago
    Les expondría, en este punto, la ley de los Macarienses, que viven no muy lejos de Utopía; su rey, el día que sube al trono, luego de celebrar solemnes ceremonias, se obliga bajo juramento a no tener nunca al mismo tiempo en el tesoro más de mil libras de oro o su equivalente en plata. Cuentan que esta norma fue establecida por uno de sus mejores monarcas, quien tuvo más presente el bienestar de su patria que su propia riqueza y quiso poner freno a una acumulación tan grande de dinero que llegase a ocasionar la pobreza de su pueblo.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)