es
Gabriela Mora,Lucía Melgar

Elena Garro

Notify me when the book’s added
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
    Yeni Rueda Lópezhas quoted2 years ago
    Precisamente por el embrujo que ejercen los textos garrianos resulta paradójico que, hasta hace muy poco, la escritora fuera una autora “secreta”, conocida entre círculos de iniciados, siempre dispuestos a recomendar alguno de sus textos favoritos a quienes todavía no la habían leído.
    Yeni Rueda Lópezhas quoted2 years ago
    el “caso Ga rro” se comprueba el peso de elementos extraliterarios en la recepción y valoración de lo propiamente artístico, de los textos y sus autores.
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    le encantaba saberse, descubrirse desde la otra orilla, desde aquel imaginario que de ella habían construido sus familiares, críticos literarios y políticos.
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    Un hogar sólido estaba poblado por los personajes que habían sido mis ancestros, contados, descritos, recreados por mi abuela, y luego reconfigurados por mí misma. Los podía ver ahora, en escena, muertos-vivos, gracias al prodigio de la escritura, de la imaginación creativa de Elena y la magnífica puesta en escena. Mis historias robadas de las de mi abuela y de mi tía Esperanza, cobraban realidad en el teatro dentro del teatro, cercadas por “Los pilares de Doña Blanca”. Y aquéllos que “andaban entre las ramas”. Pero la maravilla se colmó cuando Elena salió de no sé dónde y se aproximó sonriente, esplendorosa, a saludarnos y besarnos efusivamente

    🧡

    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    Elena Paz destacaba entre los primos por su inteligencia y conocimientos. Los demás nos sentíamos apabullados y la veíamos como un ser de otros mundos, lo que exactamente acontecía, ya que el transcurrir de su vida entre viajes, artistas e intelectuales le confería una dimensión que estaba a siglos luz de aquellas en las que nosotros nos movíamos
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    Elena Paz destacaba entre los primos por su inteligencia y conocimientos
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    Ahí, asimismo, alternaban por igual con los hijos de los nuevos generales, políticos mexicanos surgidos de la Revolución: los Obregón, los Treviño, los Calles.
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    lo que dio pie a la creación de una revista, principal aunque no exclusivamente literaria, llamada Barandal
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    siempre leyendo y ¡fumando
    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    su abuelo Tranquilino Navarro, quien no hacía honor a su nombre porque de tranquilo no tenía nada

    Jajaja

    Abigail Rodríguezhas quoted3 months ago
    José Bianco y Bioy Casares estimularon a Garro a escribir y apoyaron sus esfuerzos por publicar sus primeras obras
    Laura Sánchezhas quoted8 months ago
    me fascina y me repele, me espanta y me en tristece”
    Sandy Jaguarhas quoted8 months ago
    “No es fácil prescindir del miedo cuando se está condicionada interiormente a él”
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    Esta carta está escrita a máquina. En el margen izquierdo, Garro escribió a mano: “Gabriela Mistral decía: ‘Ese Carlitos Pellicer, que no se sabe si es hombre o mujer’. Pellicer le dedicó “Hora de Junio” a Octavio y luego Octavio hizo muchos poemas con junio dedicados ‘a mí’. Hasta ahora descubro que no eran a mí sino una respuesta. Y luego hicimos el viaje con él, con Carlos” [se refiere al viaje a España en 1937].
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    ¡Qué familia! dedicada a falsificar licores, gordos soeces, enanos, que decían: “Esta tiene cara de institutriz alemana”, “feísima!”,
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    El había publicado dos poemas MUY MALOS, en una revista estudiantil y había tenido un escándalo mayúsculo, por Carlos Pellicer,1 que le dedicaba poemas y de quien era muy amigo. Los acusaron de ser amantes
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    brotaron mujeres tan distintas pero quienes supieron dar un nuevo giro a la historia de México e inscribir sus nombres en ella: Lupe Marín —modelo, esposa y madre de las dos hijas de Diego Rivera, más tarde compañera y musa del poeta tristemente suicida Jorge Cuesta—; las actrices María Félix —pistolera de armas tomar y no sólo en el cine, cuya leyenda ha dado la vuelta al mundo— y Dolores del Río —con sus orígenes aristocráticos y su segunda y triunfal carrera en Hollywood—; la gran compositora Consuelito Velázquez —¿quién no ha escuchado en cualquier lugar del planeta “Bésame mucho”?—; Lola Álvarez Bravo —fotógrafa de talla que supo enseñar a mirar con sus ojos las escenas de la vida mexicana—; Frida Kahlo —cuya pintura posee los peligros de una flor envenenada por la vida—; la poeta Pita Amor —modelo y musa, quien se sentaba semidesnuda en las piernas de Alfonso Reyes—; y, desde luego, las grandes escritoras mexicanas del siglo XX: Rosario Castellanos y Elena Garro.
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    La Corregidora, quien, enterada de que ha sido descubierta la conspiración por la independencia, debe enviar un mensaje al cura Hidalgo para alertarlo. Pero doña Josefa no sabe escribir, sólo leer. ¿Qué hacer, entonces, sino recortar las letras en un libro y formar con ellas las palabras que pega en una hoja?
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    Bulgákov y de la figura del diablo
    Carlos Gutierrezhas quotedlast year
    Fernando Gutiérrez Barrios —¡el director de la Policía Federal de Seguridad en 1968
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)