es
Sam Harris

Despertar

Notify me when the book’s added
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    La siguiente es una afirmación empírica: observa lo bastante de cerca tu propia mente en el momento presente y descubrirás que el yo es una ilusión. Pero el problema de esta afirmación es que nadie puede tomar prestadas las herramientas contemplativas de otra persona. Para ver cómo el sentido de «yo» es producto del pensamiento –así es, incluso para apreciar hasta qué punto tendemos a distraernos por culpa del pensamiento–, tenemos que construir nuestras propias herramientas contemplativas.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    Hablando subjetivamente, lo único que en realidad existe es la conciencia y su contenido.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    la mayoría de nosotros siente que la experiencia que tenemos del mundo remite a un yo –no precisamente nuestro cuerpo, sino un centro de conciencia que existe en cierto modo interiormente en el cuerpo, detrás de los ojos, dentro de la cabeza–. El sentimiento al que llamamos «yo» es como si definiera nuestro punto de vista en todo momento, y también ofrece un anclaje para las creencias populares sobre las almas y el libre albedrío. Sin embargo, este sentimiento, por imperturbable que pueda aparecer en el presente, se puede alterar, interrumpir o ser totalmente abolido. Estas transformaciones van desde la psicosis común y corriente hasta la epifanía espiritual.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    En otra ocasión he dicho, y lo he explicado ampliamente en The moral landscape, que tenemos responsabilidades éticas para con las demás criaturas precisamente en la medida en que nuestras acciones puedan afectar a su experiencia consciente para bien o para mal.58 No tenemos obligaciones éticas para con las rocas (basándonos en que asumimos que no son conscientes), pero sí tenemos ese tipo de obligaciones con cualquier otro ser que pueda sufrir o carecer de felicidad.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    Si nada es real hasta que es observado, la conciencia no puede surgir de los acontecimientos electroquímicos que tienen lugar en los cerebros de animales como nosotros mismos, sino que ha de ser parte del tejido mismo de la realidad. Pero simplemente esta no es la postura de la física convencional.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    La conciencia es lo único en este universo que no puede ser una ilusión.6
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    Según mi punto de vista, el objetivo realista que se pretende alcanzar mediante la práctica espiritual no es un estado de iluminación permanente gracias al que ya no debamos esforzarnos más, sino una capacidad de ser libres en este momento, sea lo que sea lo que esté sucediendo. Si somos capaces de esto, habremos solucionado la mayor parte de los problemas que nos presenta la vida.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    Existen personas que están felices en medio de privaciones y peligros, mientras que otras se sienten miserables, a pesar de tener toda la suerte del mundo. Ello no quiere decir que las circunstancias externas no importen. Pero es nuestra mente, más que las circunstancias, lo que determina la calidad de nuestra vida. Nuestra mente es la base de todo lo que experimentamos y de todas las contribuciones que hacemos a la vida de los demás. Teniendo en cuenta este hecho, merece la pena entrenarlo.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    El principal enemigo del mindfulness –o de cualquier otra práctica meditativa– es nuestro hábito profundamente condicionado de distraernos por culpa de los pensamientos. El problema no son los pensamientos en sí mismos, sino el estar pensando sin saber que estamos pensando. De hecho, todos los pensamientos podrían ser perfectamente objetos de nuestra atención plena
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    El mindfulness no tiene nada de pasivo. Podría llegar a decirse que expresa un tipo de pasión concreta, una pasión por discernir lo que es subjetivamente real en cada momento. Es un modo de cognición que, por encima de todo, no se distrae, acepta y (finalmente) es no conceptual. Estar atento no consiste en pensar con más claridad sobre la experiencia; es el acto de experimentar con más claridad; incluido el surgir de los pensamientos mismos. El mindfulness es una conciencia vívida de lo que aparece en nuestra mente o nuestro cuerpo, sea lo que sea (pensamientos, sensaciones, palabras), sin anhelar lo agradable o distanciarnos de lo desagradable. Una de las grandes fortalezas de esta técnica de meditación, desde un punto de vista laico, es que no tenemos que adoptar ningún artificio cultural o creencias injustificadas.
    Bianca Beltránhas quoted9 months ago
    Siempre es ahora. Puede que suene banal, pero es la verdad. No es que sea verdad en tanto que una cuestión neurológica, puesto que nuestra mente se construye sobre capas de inputs que llegan en momentos que sabemos que han de ser diferentes.11 Pero sí es verdad en tanto que experiencia de la conciencia. La realidad de la vida de uno siempre es ahora. Y darse cuenta de ello, como veremos, es liberador.
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    Las drogas son otro medio para alcanzar este fin. Algunas son ilegales; otras están estigmatizadas; algunas son peligrosas –aunque, irónicamente, dichas categorías solo tienen intersecciones parciales–. Algunas drogas con un extraordinario poder y utilidad, como la psilocibina (el compuesto activo que contienen las «setas mágicas») y la dietilamida de ácido lisérgico (LSD), no plantean riesgos aparentes de adicción y se toleran bien físicamente, sin embargo nos pueden encarcelar por consumirlas –mientras que drogas como el tabaco y el alcohol, que han destruido un sinnúmero de vidas, se consumen alegremente ad libitum en casi todas las sociedades del mundo–. Existen más puntos en esta secuencia: MDMA, o éxtasis, con su considerable potencial terapéutico, pero también susceptible de ser usado abusivamente, y con cierta evidencia de poder ser neurotóxico
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    Como hemos visto, existen buenas razones para creer que adoptar una práctica como la de la meditación puede comportar cambios positivos para nuestra vida. Pero el más profundo objetivo de la espiritualidad es liberarnos de la ilusión del yo, y en la búsqueda de esa liberación, como si fuera un futuro estado que hay que alcanzar a través del esfuerzo, se refuerzan las cadenas de nuestra aparente esclavitud en cada momento.
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    La ausencia de yo también está ahí para ser vista. Igual que con el punto ciego óptico, la evidencia no está ni lejos ni en lo más hondo; no, está casi demasiado cerca para ser vista. Para la mayoría de la gente, experimentar la intrínseca ausencia de yo de la conciencia requiere un considerable entrenamiento. Sin embargo, es posible darse cuenta de que la conciencia –eso en mí que es consciente de mi experiencia en este momento– no es como un yo. No es como «yo». Lo que llamamos «yo» es en sí mismo una sensación que surge en medio del contenido de la conciencia. La conciencia es anterior a dicha sensación, es un simple testigo de ella, y, por lo tanto, en principio está libre de ella
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    Tener un ego es lo que sientes cuando piensas sin saber que piensas.
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    . Es posible estar en plena conciencia –y, en consecuencia, sentirnos en paz con el momento presente–, incluso cuando trabajamos para cambiar el mundo para mejorarlo.
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    El sufrimiento puede no ser inherente a la vida, pero el estado de insatisfacción sí lo es
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    Pero al practicar el mindfulness lo que haremos será despertar del sueño del pensamiento discursivo y empezar a ver que cada imagen, cada idea, cada palabra que surge se desvanece sin dejar rastro. Lo que queda es la conciencia propiamente dicha, con sus acompañantes: visiones, sonidos, sensaciones y pensamientos que aparecen y desaparecen a cada momento
    Vanessa Espinosahas quotedlast year
    despertar del sueño del pensamiento discursivo y empezar a ver que cada imagen, cada idea, cada palabra que surge se desvanece sin dejar rastro. Lo que queda es la conciencia propiamente dicha, con sus acompañantes: visiones, sonidos, sensaciones y pensamientos que aparecen y desaparecen a cada momento
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)