Rosa Beltrán

  • Marcie Mata Dhas quotedlast year
    un día, adolescente, me incliné ante un espejo y no había nadie. El vacío”.26
    Rosari
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    Chichi en cambio, es palabra de menos audacias. Tiene regusto precolombino, olor a chile recién tostado, voz risueña que habla en náhuatl. Es la que va amamantando desparpajadamente por la vida, en cualquier parque y en cualquier mercado
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    Los pechos entonces son dos, como el ying y el yang; y en el imaginario social tienen dos caras. La mala incita al placer y al pecado; la buena es toda amor y entrega desinteresada.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    Empezamos a entender que las chichis son nuestras, como nuestras son las orejas, los tobillos, la matriz, los codos, la cabeza, las manos, la punta del pie, la rodilla, la pantorrilla y el peroné.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    Ya no son de los hijos, ya no son de los varones.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    La piel es borde y debe desbordarse (bordarse en otro), explayarse y prolongarse en los afanes de otra piel. Para asirse con fuerza a la vida pasajera debe confirmar que no es sólo dermis utilitaria, que vibra y palpita, que se enrojece y retrae, que crece, bulle, babea, se inflama. Y reclama al otro. La piel tiene su corazón.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    La piel reclama otra piel para saberse infinita.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    Su cuerpo es entonces el vehículo de la resistencia. Será el del gozo, cuando una pareja la contrata, será el del aborto cuando decide que la vida no puede fructificar en ella. Ella manda.
  • Samara Mendozahas quoted2 years ago
    El cuerpo como voz, como manifiesto, como rebeldía, está en lo que escribo, porque el cuerpo tiene sus maneras de decir más allá de la construcción de la idea.
  • Yar Cruzhas quoted2 years ago
    He aquí la verdadera desgracia de la condición humana: la bondad no conoce límites, en cambio, la exigencia de los otros llega invariablemente a un punto de tensión.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)