es
Viktor Frankl

Fundamentos y aplicaciones de la logoterapia

Notify me when the book’s added
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
El presente texto surge a partir de una serie de conferencias dictadas por Viktor E. Frankl en 1966, en las que expresamente se le pidió que explicara el sistema que caracteriza a la logoterapia. El autor ubica este tipo de psicoterapia con respecto a otras escuelas, específicamente las psicoterapias existencialistas, desarrolla los fundamentos del sistema -la libertad de la voluntad, la voluntad de sentido y el sentido de la vida— así como sus diversas aplicaciones terapéuticas, y finalmente aborda la relación entre la logoterapia y la teología.
This book is currently unavailable
222 printed pages
Original publication
2012

Impressions

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    How did you like the book?

    Sign in or Register

Quotes

    Eugenio Hurtado (LemeHurtado)has quoted9 months ago
    Quería decir, cómo puede un hombre experimentar sed, antes de que existiera el agua en el mundo. Y no olvide las palabras de Blaise Pascal: «Le coeur a ses raisons que la raison ne connaît point» [El corazón tiene razones que la razón desconoce]. Diría que su corazón siempre ha creído en una última «raison d’être» [razón de ser]. Muchas veces, la sabiduría del corazón prueba ser más profunda que el interior de nuestros cerebros. Y muchas veces, lo más razonable es tratar de no ser tan razonable.
    Eugenio Hurtado (LemeHurtado)has quoted9 months ago
    Cuando la música lo conmueve, en lo más profundo de su ser, hasta las lágrimas —como seguramente debe suceder en algunos momentos—, ¿aún continúa dudando del sentido de su vida o entonces ya no se lo cuestiona?

    P.: En esos momentos, ese problema no aparece para nada en mi mente.

    F.: Bien. Pero ¿no es concebible que precisamente en esos momentos, cuando se encuentra en contacto inmediato con la belleza, usted haya encontrado el sentido de la vida a través de lo emocional, sin haberlo buscado a través de lo intelectual? En esos momentos, no nos preguntamos si la vida tiene sentido o deja de tenerlo; pero si lo hiciéramos, no podríamos dejar de gritar, desde lo más profundo de nuestra existencia, un triunfal «sí». La vida, podemos sentirlo, valdría la pena de ser vivida aunque más no fuese por esa única experiencia.

    P.: Lo entiendo y estoy de acuerdo. Existen, ciertamente, algunos momentos en mi vida en los cuales no reflexiono sobre ello, y preci­samente entonces, el sentido, simplemente, está allí. Incluso experimento
    Eugenio Hurtado (LemeHurtado)has quoted9 months ago
    Pero ellas continuaban disfrutando sus vidas, sus comidas, el sol o cualquier cosa que la vida les ofreciese. Cuando me describió sus sueños, se produjo este diálogo:

    FRANKL: ¿O sea que ellos disfrutaban sus vidas de modo totalmente irreflexivo?

    PACIENTE: ¡Correcto! Mientras yo me encontraba paralizado por mis dudas sobre el sentido de la vida.

    F.: ¿Qué hace para tratar de salir de esta situación?

    P.: A veces me relaja escuchar o tocar música. Después de todo, Bach, Mozart y Haydn fueron personas profundamente religiosas y cuando disfruto de la música, disfruto del hecho de que, al fin y al cabo, sus creadores han sido agraciados con la fortuna de llegar a la total convicción de que existe un profundo, o incluso un último sentido para la existencia humana.

    F.: Entonces, aunque usted mismo no cree en tal sentido, sí cree, al menos, en los que creen...

    P.: Así es doctor...

    F.: Bueno, ¿no es la misión de los grandes líderes, en religión y en cuestiones éticas, mediar entre los valores y los sentidos, por un lado, y el hombre, por el otro? Al hombre se le ha dado la oportunidad de recibir de manos de un genio de la humanidad, sea Moisés, Jesús, Mahoma o Buda, lo que no puede obtener por sí mismo. Vea usted, en el campo de la ciencia, nuestra inteligencia podría hacer lo mismo. Respecto a nuestras creencias, sin embargo, muchas veces debemos apoyarnos y confiar en otras personas más sabias que nosotros y adoptar sus visiones. En su búsqueda de un sentido último, el hombre es fundamentalmente dependiente de fuentes emocionales más que intelectuales; en otras palabras, el hombre debe creer en un sentido último. Pero, más aún, este creer debe ser mediado por su confianza en alguien, tal como parece. Ahora, permítame hacerle una pregunta. Cuando la música lo conmueve, en lo más profundo de su ser, hasta las lágrimas —como seguramente debe suceder en algunos mo

On the bookshelves

    Herder
    Herder
    • 568
    • 206
    fantásticas_adicciones 🤗
    Víctor Frankl - Colección
    • 17
    • 8
    moto23147
    Logoterapia
    • 3
    • 1
    Yin Mura
    Bienestar
    • 11
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)