William Shakespeare

La tempestad

    b7472903681has quoted8 months ago
    Qué le importa el título de rey al fiero oleaje?
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Y Trínculo está para dar vueltas.

    ¿Dónde habrán hallado el elixir que los transmuta? –

    ¿Tú cómo te has metido en este enjuague?
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Vuestro aliento hinche mis velas

    o fracasará mi idea,

    que fue agradar. Sin dominio

    sobre espíritus o hechizos,

    me vencerá el desaliento

    si no me alivia algún rezo

    tan sentido que emocione

    al cielo y excuse errores.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    ¿El duque fue expulsado de Milán para que

    sus descendientes reinasen en Nápoles?

    ¡Ah, alegraos sobremaneray con letras

    de oro inscribid esto en columnas inmortales!:

    «En un viaje, Claribel halló marido en Túnez

    y Fernando, su hermano, halló esposa

    donde estaba perdido; Próspero, su ducado

    en una pobre isla, y todos a nosotros mismos

    cuando nadie era dueño de sí.»
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    ¿Quién ha entrado en laberinto semejante?

    Todo esto lo ha guiado algo más

    que la naturaleza. Algún oráculo

    nos dará una recta explicación.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Aunque los mares amenacen, son clementes.

    Los maldije sin motivo.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Nuestra fiesta ha terminado. Los actores,

    como ya te dije, eran espíritus

    y se han disuelto en aire, en aire leve,

    y, cual la obra sin cimientos de esta fantasía,

    las torres con sus nubes, los regios palacios,

    los templos solemnes, el inmenso mundo

    y cuantos lo hereden, todo se disipará

    e, igual que se ha esfumado mi etérea función,

    no quedará ni polvo. Somos de la misma

    sustancia que los sueños, y nuestra breve vida

    culmina en un dormir. Estoy turbado.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Curtidos segadores, hartos de agosto,

    dejad ya las mieses y venid gozosos.

    Haced fiesta; vuestros sombreros de paja

    llevad, y a una ninfa en rústica danza

    tomad por pareja.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Espíritus, que con mi arte

    saqué de su morada para representar

    mi fantasía.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Os aseguro que la fría

    nieve virginal que hay en mi pecho

    entibia mi ardor.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Mas todo fue en vano:

    la sensual amada de Marte ha tornado,

    su vehemente hijo sus flechas ya rompe,

    pues ahora jugará con gorriones

    y sólo será un niño.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    El más firme juramento es paja

    para el fuego de la carne.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Aun pudiendo herir,

    vuestro acero es muy pesado para vuestras fuerzas

    y no podéis alzarlo.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Entra ARIEL en forma de arpía, aletea sobre la mesa, y mediante un artificio desa-

    parece el banquete.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Señor, no temáis. Cuando éramos niños,

    ¿quién habría creído que hubiera montañeses

    papudos como toros, con bolsas de carne

    colgándoles del garguero, y hombres

    con la cabeza saliéndoles del pecho?
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Mi noble señor,

    dices bien: algunos de los presentes

    sois peores que diablos.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    No temas; la isla está llena de sonidos

    y músicas suaves que deleitan y no dañan.

    Unas veces resuena en mi oído el vibrar

    de mil instrumentos, y otras son voces

    que, si he despertado tras un largo sueño,

    de nuevo me hacen dormir. Y, al soñar,

    las nubes se me abren mostrando riquezas

    a punto de lloverme, así que despierto

    y lloro por seguir soñando.
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    ¡Qué monstruo más absurdo! ¡Llamar maravilla a un pobre borracho!

    CA
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Sí, son palabras soñolientas,

    y habláis en vuestro sueño. ¿Qué decíais?

    Este reposo es extraño; dormido

    con ojos abiertos: de pie, hablando, andando

    y, sin embargo, dormido
    Hernán Lópezhas quoted9 months ago
    Mi señor Sebastián,

    a vuestra verdad le falta delicadeza

    y oportunidad. Hurgáis en la herida,

    cuando debierais ponerle una venda.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)