es
Books
Joseph Conrad

El corazón de la oscuridad

    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Me acordé del viejo doctor –“Sería beneficioso para la ciencia observar los cambios en la mente en el lugar en el que suceden”. Sentía que yo me estaba volviendo cada vez más interesante científicamente. Sin embargo todo eso no tiene ningún sentido
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Un día comentó, sin levantar la cabeza, “Más adelante, sin duda conocerá usted al señor Kurtz”[32]. Al preguntar yo quién era el señor Kurtz, él contestó que se trataba de un agente de primer orden, y al ver mi decepción ante semejante información añadió lentamente, posando la pluma sobre la mesa, “Es un ser bastante extraordinario”
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Esas figuras moribundas eran libres como el aire y casi tan delgadas como él. Empecé a distinguir el resplandor de sus ojos bajo los árboles. Luego, mirando hacia abajo, vi un rostro cerca de mi mano.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Me topé con más piezas de maquinaria derruida y un montón de rieles oxidados. A la izquierda un manojo de árboles
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    El otro día recogí a un hombre que se colgó en el camino. Era sueco también”. “¿Se colgó? ¿Por qué, en nombre de Dios?”, exclamé. Él mantenía todavía el ojo abierto, con desconfianza. “¿Quién sabe? Quizás el sol era demasiado fuerte para él, o tal vez el país”.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Pum, aúlla uno de sus cañones, una llama diminuta se enciende y se apaga, una pequeña nube de humo blanco se desvanece, un pequeño proyectil lanza un alarido débil, y nada sucede. Nada podía suceder. Había algo demente en todo el procedimiento, un lúgubre sinsentido a la vista que no se disipó cuando alguien a bordo me comentó soberbiamente que había un campamento de nativos –¡los llamó enemigos!– escondidos en algún lugar allá, fuera de nuestra vista
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    En la calle –no sé por qué– me invadió la extraña sensación de que yo era un impostor
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Siempre pido permiso para medir los cráneos de los que van allá afuera, en beneficio de la ciencia”, dijo. “¿Y cuando vuelven también?”, pregunté. “Oh no, yo nunca los vuelvo a ver”, respondió; “y además los cambios suceden adentro, ¿sabe?”. Sonrió, como si se tratara de un chiste interno. “Así que usted va ir allá afuera. Magnífico.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Con frecuencia allá lejos pensé en esas dos mujeres guardando la puerta de la Oscuridad, tejiendo la trama negra como si fuera una cálida madeja, una conduciendo, conduciendo incesantemente hacia lo desconocido, la otra escrutando los alegres e incautos rostros con ojos imperturbables. ¡Ave! vieja tejedora de la trama negra Morituri te salutant
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Ellos tenían la pretensión de construir un imperio más allá de los mares y que su moneda no encontrara límite en todo el comercio de la tierra
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Los hombres me contestaron “Querido amigo…” pero no hicieron nada. Entonces –¿pueden creerlo?– intenté con las mujeres
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Como deben recordar, yo acababa de volver a Londres después de un recorrido de seis años o más por el Océano Índico, el Pacífico, los mares de China –la dosis usual de Oriente– y estaba vagando por ahí, molestándolos a ustedes en sus trabajos, invadiendo sus hogares, como si estuviera encargado de la celestial misión de civilizarlos. Eso estuvo muy bien por un tiempo pero después de un rato me cansé de descansar. Entonces empecé a buscar un barco –algo que considero una de las labores más difíciles sobre la tierra. Pero los barcos ni siquiera me volteaban a mirar. Y me harté de ese juego también
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Eran conquistadores y para eso lo único que se requiere es fuerza bruta –algo de lo que no se debe alardear cuando se posee, pues esa fuerza no es más que un simple accidente que surge de la debilidad del otro. Agarraban lo que podían por el simple hecho de que lo podían tomar y sin ningún otro propósito que su ganancia[8]. Era sencillamente hurto con violencia, homicidio culposo a gran escala, hombres que actuaban ciegamente –lo que es muy apropiado para quien arremete contra la oscuridad. La conquista del mundo, que más que nada significa arrebatárselo a quienes tienen un color de piel distinto del nuestro o unas narices ligeramente más planas, no es algo muy hermoso cuando uno se pone a pensar en ello.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Arribar a un pantano, hacerse camino a través de la selva y sentir, en algún puesto tierra adentro, que el salvajismo, el feroz salvajismo lo tiene rodeado –toda esa misteriosa vida de la selva que se mueve en los bosques, en las junglas, en los corazones de los hombres salvajes. No hay iniciación que valga para semejantes misterios. Él tiene que vivir en medio de lo incomprensible, que es por ello también detestable
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Estaba pensando en épocas muy antiguas, cuando los romanos llegaron por primera vez aquí, hace novecientos años –casi ayer… Desde ese momento la luz ha emergido de este río– ¿caballeros dices?[6]. Sí, pero son como una llama fugaz en el llano, como el destello del relámpago en las nubes. Vivimos en ese destello –¡que perdure mientras el viejo mundo siga girando sobre su eje! Sin embargo la oscuridad reinaba aquí ayer.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Y este también”, dijo Marlow de repente, “ha sido uno de los lugares oscuros de la tierra”
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Qué grandeza no ha flotado sobre la corriente de este río hacia el misterio de una tierra desconocida?… Los sueños de los hombres, la semilla de las mancomunidades, el germen de los imperios
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    Y en efecto, nada es más fácil para un hombre que “ha seguido al mar” con afecto y reverencia, como dice el proverbio, que evocar el gran espíritu del pasado sobre las bajas extensiones del Támesis. El flujo de la marea corre de un lado a otro en su incesante servicio, habitado por la memoria de los hombres y las naves que llevó al reposo de retorno a casa o a las batallas navales
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    proveído buen servicio a la gente que poblaba sus flancos, explayado con la dignidad tranquila de un camino de agua que conduce hacia los límites más recónditos de la tierra. No contemplábamos la venerable corriente con la mirada vívida del corto día que viene y se va para siempre, sino con aquella amparada por la augusta luz de los perdurables recuerdos.
    SamCoca Jchas quoted8 months ago
    distancia el cielo y el mar estaban soldados sin una sola grieta y en el espacio luminoso, movidas ligeramente por la marea, las bronceadas velas parecían permanecer inmóviles en pequeñas agrupaciones de lona, punteadas por el brillo de los mástiles barnizados. Una nube de humo yacía sobre la costa baja que iba hacia el mar en desvanecedora planicie.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)